La historia de las acacias de Girardot

acacias de Girardot

En la historia de Girardot hay un símbolo que ha marcado la percepción de los habitantes y visitantes de este hermoso lugar. ¿Sabía que este sitio recibe otro nombre gracias al poeta caldense Francisco Giraldo? Así es, él la bautizó como la Ciudad de las Acacias. El motivo de esta distinción es curioso: cerca a 1932 cuando este espacio era una de las paradas obligadas de las vías ferroviarias del país, los pasajeros se bajaban para descansar un poco del viaje pero con el sol y el clima cálido no encontraban un terreno con sombra. 

 

Como este problema era recurrente, se decidió sembrar árboles de acacia en el camellón comercial del lugar y poco a poco todo la zona empezó a llenarse de esta planta hasta que se convirtió en un sello distintivo de Girardot.

 

¿Qué son las acacias de Girardot?

 

Es el árbol más característico del lugar, es tanta su presencia que incluso es nombrado en el himno con la estrofa que dice: 

 

Ya retumba la más bella música

es mi linda y sin par Girardot

ostentando en tus calles soleadas

los acacios frondosos y frescos

que conforman heráldica rosa

en festones de rojo bellón.

 

Así es, el color rojo, deslumbrante es el aspecto más llamativo que junto a los estambres vistosos y los pétalos de gran tamaño decora la ciudad y genera un contraste espectacular entre la naturaleza y la arquitectura de los proyectos de apartamentos en Girardot.

 

Esta característica que durante tanto tiempo ha caracterizado a la ciudad se ha perdido con los años por la falta de cuidado pero, existen muchas propuestas ciudadanas que pretenden recuperar el valor histórico que este árbol tiene para el municipio. Porque no solo se ha encargado de adornar las calles sino que cada parte de la planta tiene un fin específico y de mucha utilidad para los lugareños. 

 

Por ejemplo, al hervir las hojas se puede obtener un laxante mientras que con los pétalos se realizan infusiones que ayudan a calmar los síntomas de la gripe. Incluso, las semillas son insumos para las artesanías e instrumentos musicales como las maracas. 

 

Le puede interesar: Turismo y datos curiosos de Girardot

 

Acacias de Girardot y su relación con los senderos ecológicos 

 

Alrededor de cómo llegó este árbol al municipio se han tejido muchas historias que hacen referencia al amor, el cariño y el cuidado. A parte de la narración que afirma que las acacias fueron una forma de resguardar a los habitantes de las altas temperaturas, hay otra que cuenta que llenar a la ciudad de esta planta fue una forma de demostrar cariño, de acuerdo a los mitos del lugar, un caballero las sembró y las cuido hasta su muerte como una manera de declararle a su amada cuánto la quería. 

 

Esta devoción por el árbol unido a las fotos y recuerdos de otras épocas han hecho que recuperar los senderos de las acacias en Girardot sea una prioridad para las nuevas generaciones. La conciencia ecológica que impera en la actualidad ha sido una forma de sembrar en los niños la importancia del cuidado y de entender que la protección de los recursos naturales es una necesidad para poder seguir disfrutando del planeta Tierra. 

 

La flor también se encuentra en otras partes de Centroamérica y recibe el nombre del árbol de fuego o malinche. Aunque originalmente proviene de Madagascar, sin duda se ha convertido en parte de la identidad girardoteña. De ahí que en los proyectos de construcción actuales como en la venta de apartamentos en Girardot gane preponderancia que sean edificaciones que respeten la flora y fauna del lugar para que su impacto en el entorno no sea perjudicial para estas especies. 

 

Las autoridades locales saben que recuperar el equilibrio entre lo urbano y natural es lo más importante, por eso, han comenzado programas para enseñar la técnica correcta de sembrado que es la que permite que las raíces no crezcan superficialmente para evitar que levanten el concreto de los andenes o vías. 

 

Sin duda, es una tierra llena de historia, espacios para el descanso y oferta de vivienda para toda la familia. Por eso, en OIKOS Constructora escogimos este lugar para ofertar nuestro proyecto de vivienda en Girardot a través de Bahía Solero: Club playa Alicante. Un condominio que cuenta con piscinas, zonas húmedas y lugares para la relajación en medio de arena de mar. 

 

Recuerde que puede visitar el proyecto en la vía Ricaurte - Girardot Calle 10 No. 1 - 255 costado norte - zona peñalisa allí podrá ver los espacios comunes y los dos tipos de apartamentos nuevos en venta en Girardot que tenemos listos para que usted y su familia disfruten al máximo en medio de la tranquilidad, el silencio y las mejores condiciones climáticas. 

COMPARTIR EN:
Conozca los apartamentos en venta en Girardot con OIKOS
Contáctenos
CONTÁCTENOS
*Campos obligatorios
Acepto y Autorizo la Política de tratamiento de datos.
x
CONTÁCTENOS
*Campos obligatorios
Acepto y Autorizo la Política de tratamiento de datos.