Proyectos de uso mixto: crecimiento económico y social

martes 15 de enero del 2019 | Por: Equipo de redacción OIKOS

El uso del suelo es uno de los retos que deben afrontar en la actualidad las constructoras de apartamentos y casas en las principales ciudades del mundo. Si bien las edificaciones verticales son una alternativa apropiada al momento de emplear las limitadas hectáreas disponibles en la urbe, se hace necesario encontrar espacio tanto para las unidades residenciales como para las comerciales. Por ello, recientemente se han consolidado los proyectos de uso mixto, que fusionan en un mismo lugar la creación de viviendas y de locales para comercializar bienes y servicios. Una tendencia que ha demostrado dinamizar la economía del sector, entre otras ventajas.

 

Los proyectos de uso mixto son la solución para tomar el mayor provecho de un terreno. Es una de las opciones para cubrir las necesidades habitacionales y comerciales de la población, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos que habitan en la zona o transcurren por ella. Su ubicación debe ser estratégica y atraer a inversionistas con propuestas de negocio que sean rentables y llamativas. Así, la economía se verá positivamente impactada.

 

Impacto económico de los proyectos de uso mixto

 

El dinamismo económico sectorial está influenciado por la diversidad de comercios en la zona, responsables de la generación de empleo y de la oferta de productos para el intercambio monetario. En términos económicos, los proyectos multiuso valorizan el terreno, favorecen la movilidad de capital, la confianza en la economía y la satisfacción general de los habitantes, siempre que entre sus establecimientos exista una amplia oferta de bienes y servicios como entidades bancarias y centros de entretenimiento, ocio o entrenamiento físico.

 

De acuerdo a las características de cada proyecto de uso mixto en la urbe o las poblaciones cercanas, varían los comercios y el impacto económico, teniendo en cuenta las condiciones laborales, ingresos y estilo de vida de la sociedad expuesta a este tipo de construcción.

 

Beneficios de los proyectos de uso mixto en un sector urbano

 

La dinámica de edificación mixta adoptada por las mejores constructoras en Bogotá y alrededor de Colombia es beneficiosa para el grupo empresarial a cargo del proyecto, los propietarios de las viviendas, quienes cuentan con un espacio comercial y los residentes del sector. Por una parte, la empresa constructora ofrece dos productos en un mismo desarrollo (apartamentos y comercios), equilibrando el riesgo de pérdida en algún nicho del mercado, en tanto los demás públicos se benefician de diversas maneras:

El uso del suelo es uno de los retos que deben afrontar en la actualidad las constructoras de apartamentos y casas en las principales ciudades del mundo. Si bien las edificaciones verticales son una alternativa apropiada al momento de emplear las limitadas hectáreas disponibles en la urbe, se hace necesario encontrar espacio tanto para las unidades residenciales como para las comerciales. Por ello, recientemente se han consolidado los proyectos de uso mixto, que fusionan en un mismo lugar la creación de viviendas y de locales para comercializar bienes y servicios. Una tendencia que ha demostrado dinamizar la economía del sector, entre otras ventajas.

 

Los proyectos de uso mixto son la solución para tomar el mayor provecho de un terreno. Es una de las opciones para cubrir las necesidades habitacionales y comerciales de la población, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos que habitan en la zona o transcurren por ella. Su ubicación debe ser estratégica y atraer a inversionistas con propuestas de negocio que sean rentables y llamativas. Así, la economía se verá positivamente impactada.

 

Impacto económico de los proyectos de uso mixto

 

El dinamismo económico sectorial está influenciado por la diversidad de comercios en la zona, responsables de la generación de empleo y de la oferta de productos para el intercambio monetario. En términos económicos, los proyectos multiuso valorizan el terreno, favorecen la movilidad de capital, la confianza en la economía y la satisfacción general de los habitantes, siempre que entre sus establecimientos exista una amplia oferta de bienes y servicios como entidades bancarias y centros de entretenimiento, ocio o entrenamiento físico.

 

De acuerdo a las características de cada proyecto de uso mixto en la urbe o las poblaciones cercanas, varían los comercios y el impacto económico, teniendo en cuenta las condiciones laborales, ingresos y estilo de vida de la sociedad expuesta a este tipo de construcción.

 

Beneficios de los proyectos de uso mixto en un sector urbano

 

La dinámica de edificación mixta adoptada por las mejores constructoras en Bogotá y alrededor de Colombia es beneficiosa para el grupo empresarial a cargo del proyecto, los propietarios de las viviendas, quienes cuentan con un espacio comercial y los residentes del sector. Por una parte, la empresa constructora ofrece dos productos en un mismo desarrollo (apartamentos y comercios), equilibrando el riesgo de pérdida en algún nicho del mercado, en tanto los demás públicos se benefician de diversas maneras:

 

  • El valor de las propiedades residenciales se incrementa cuando hacen parte de proyectos de uso mixto, ya sea que estén destinadas al arriendo o la venta. Por lo que el propietario del inmueble recibirá incentivos económicos provechosos.
  • El crecimiento urbano vertical aprovecha cada metro cuadrado del suelo y ofrece, prácticamente en un mismo lugar, todo aquello que las familias requieren a pocos metros de su hogar.
  • El desarrollo de proyectos de uso mixto preserva las zonas verdes y promueve los espacios de socialización.
  • Los empleados que hacen parte de la plataforma comercial pueden ser más eficientes, al tener cerca de ellos entidades bancarias y establecimientos para realizar sus actividades cotidianas.
  • La calidad de vida se potencia, pues se proporciona acceso a diferentes bienes y servicios, se reducen los costos en movilidad, se mejora la infraestructura vial y se renueva el sector por medio del diseño de la edificación.

 

Proyectos de uso mixto fuera de la ciudad

 

Este tipo de edificación no es exclusivo de la ciudad. Durante los últimos años, las casas en La Sabana de Bogotá se han convertido en uno de los destinos favoritos por los hogares colombianos en su búsqueda de vivienda. ¿Por qué? Por la calidad de vida que brindan: entornos tranquilos, complejos residenciales con zonas comunes privilegiadas y mayores dimensiones en finca raíz. Para que estas familias puedan beneficiarse del crecimiento comercial de los proyectos de uso mixto y tener al alcance de sus manos todo lo que necesitan o desean, además de la construcción de casas, los grupos del sector constructor e inmobiliario desarrollan centros comerciales cercanos. En estos casos, el diseño del proyecto residencial y comercial corresponde a un valor agregado de la constructora, más que a un recurso para aprovechar al máximo el terreno.

 

La ventaja de las poblaciones rurales y de los municipios aledaños a la capital, es la disposición de múltiples hectáreas para la arquitectura responsable. Si usted quiere experimentar el desarrollo económico, social y en infraestructura de los proyectos multiuso en un ambiente rural, las casas campestres en venta, pertenecientes a proyectos de uso mixto, son ideales.

 

Tanto en la ciudad como en sus alrededores, los proyectos de uso mixto ofrecen múltiples beneficios para con el uso del suelo y la vida de la comunidad. Por ello, son edificaciones que hacen parte del portafolio inmobiliario de OIKOS Constructora, un grupo empresarial líder en el sector, que cumple 40 años construyendo futuro y cumpliendo con las expectativas de los colombianos, a través de viviendas innovadoras, proyectos ambiciosos y posibilidad de inversión en bodegas. Contáctenos y haga parte de alguno de nuestros proyectos de uso mixto en Bogotá o sus municipios vecinos.

COMPARTIR EN: