La sabana de Bogotá sigue creciendo en construcción de vivienda

jueves 07 de julio del 2016 | Por: Equipo de redacción OIKOS
 La sabana de Bogotá sigue creciendo en construcción de vivienda  Grupo Oikos

La venta de inmuebles en los municipios cerca de Bogotá sigue creciendo, como lo muestran las cifras de Coordenada Urbana y Camacol, estas aumentaron un 5 por ciento en los dos primeros meses del año, variación jalonada por el comportamiento no VIS que incrementó sus ventas en el 16 por ciento. Se vendieron 10.566 unidades de vivienda nueva: 4.481 en Bogotá y 5.725 en Cundinamarca.

Y este deseo de vivir cerca de la capital, pero no dentro de ella, se debe por la tranquilidad que da una ciudad manejable como son los municipios de la sabana, que tiene una movilidad controlada y descontaminación en su ambiente, sin desligarse completamente de la capital, ya que la vida laboral de las familias está ahí. También un factor esencial es que estas pequeñas ciudades tienen todos los servicios y comodidades presentados en Bogotá, porque a medida que van creciendo, se van modernizando y supliendo las demandas de la población. (Lea también: Tres beneficios de vivir en una casa campestre)

Para ejemplificar lo anterior, Chía y Cajicá cada vez acogen y atraen a más pobladores, según Observatorio de Desarrollo Económico, en su nota editorial ˜La construcción en el área metropolitana de Bogotá™, este hecho se debe a la existencia de centros comerciales, hospitales e instituciones de educación que se las pueden equiparar a las de la capital.

Estos dos municipios, además, atraen por su oferta turística y gastronómica, y entre ellos se está construyendo uno de los centros comerciales más grandes del país. También se están construyendo hospitales y centro de salud para dar mayor cobertura a la región, como lo es el proyecto de la Clínica Marly en el municipio de Chía. (El nuevo estilo de vida de los bogotanos)

No se puede dejar de lado que en la sabana de Bogotá se encuentran centros educativos como la Universidad de la Sabana, Universidad de Cundinamarca, Manuela Beltrán, Instituto Caro y Cuervo, entre otras instituciones educativas. Se puede decir que estas ciudades están creciendo para que sus habitantes encuentren todo lo que necesitan y cada vez disminuyan los desplazamientos a Bogotá.

Vivienda campestre, un gran atractivo

La posibilidad de tener una casa campestre como lugar de vivienda es un gran motivador, no solo por las ventajas de vivir rodeado de naturaleza, sino porque la ubicación cerca de la ciudad y su costo: según el Observatorio de Desarrollo Económico, con un presupuesto de 700 millones de pesos, que en Bogotá permite comprar un apartamento de 120 metros cuadrados, puede convertirse en una atractiva casa campestre de 180 metros cuadrados y más, con jardines, espacios verdes y zonas comunes a las que no tendría acceso en un edificio común en la capital. Vea: ¿Por qué Bogotá es atractiva para los universitarios?

Existen proyectos campestres en la sabana con todas las comodidades que pueda necesitar las familias dentro de un espacio natural, lleno de aire puro y zonas verdes, un ejemplo es el Condominio Savanna, de Grupo Oikos, ubicado en Cajicá. Este conjunto de casas está planteado como un club house, con unas interesantes zonas comunes, las cuales complementan la comodidad del espacio familiar y privado, lo que permite tener en un mismo lugar comodidad, tranquilidad para q sus hijos estén en las zonas verdes, cercanía a zonas de recreación y un espacio amplio que le brindará el bienestar que solo se puede obtener en un ambiente natural.

Fuente: Constructora Oikos / Metrocuadrado.com

Nota extraida de: http://www.metrocuadrado.com 

COMPARTIR EN: