La industria en la Costa Caribe y en Cundinamarca está en auge

jueves 07 de julio del 2016 | Por: Equipo de redacción OIKOS
La industria en la Costa Caribe y en Cundinamarca está en auge  Grupo Oikos

La región que comprende Barranquilla, Soledad, Malambo, Cartagena y Santa Marta fue el de mayor crecimiento del país con el 6,1 por ciento (sin contar la refinación del petróleo) en el primer trimestre de este año, según cifras del Dane. El cemento gris y los vidrios, al igual que las bebidas y los textiles fueron aquellos que ayudaron al crecimiento del sector de la producción industrial de la región.

El auge de la construcción de edificaciones en esta región los primeros meses de este año puede explicar el crecimiento de un 51,9 por ciento de la producción de cemento gris y blanco, mezclas de cemento, vidrios, entre otros. Las ventas del sector subieron un 16,1 por ciento y el personal ocupado creció un 12,6 por ciento. (Lea también: Parques industriales y bodegas, una buena opción para su inversión)

Como las cifras anteriores lo demuestran, la oferta en la construcción de edificaciones enfocadas al comercio ha activado el crecimiento industrial de la región. Los empresarios ven una zona adecuada para establecer el centro de sus negocios por la cualidad portuaria y comercial que siempre ha caracterizado el Caribe colombiano, por eso, la ejecución de nuevos proyectos industriales está a la orden del día y no sólo es las grandes ciudades como Cartagena, Barranquilla o Santa Marta, sino en municipios del Atlántico como Malambo.

Malambo es una gran plaza para proyectos de construcción comercial como son los parques industriales y zonas francas, ya que su cercanía al puerto, a Barranquilla y al aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz mejora los procesos de producción de las compañías y les permite centralizar todas sus operaciones en un solo lugar. También la administración de este municipio ha acogido a los nuevos industriales, al ofrecerles excepciones tributarias para quienes se ubiquen en esta zona por el término de diez años. Constructoras han puesto los ojos en este municipio, con proyectos hechos para dar la mayor comodidad y diligencia a las compañías, como es el grupo Oikos, con el Centro Empresarial Oikos Malambo.

Este proyecto están enfocado en optimizar las organizaciones, brindándoles espacios amplios con todos los equipamientos tecnológicos como: circuito cerrado de televisión, planta eléctrica de emergencia, infraestructura en el servicio telefónico, internet y televisión y control de acceso y salida del recinto.

Cundinamarca, una región con proyección industrial

 

El interior del país no se queda atrás en este desarrollo industrial y pone la cara la región de Cundinamarca. Los municipios aledaños a la capital se han considerado como puntos estratégicos para la edificación de grandes empresas, lo que ha generado la creciente demanda de bodegas, que a su vez ha sido importante para impulsar el desarrollo de la actividad edificadora en Colombia.

El último estudio de Camacol Bogotá y Cundinamarca de oferta y demanda de destinos no habitacionales muestra que esta región ha aportado al país al menos el 50 por ciento de los metros cuadrados aprobados, ya que Cundinamarca se ha especializado en el mercado de los espacios para la industria. (Vea también: El abecé de los derechos fiduciarios)

Tocancipá es un municipio que se destaca de esta región, ya que desde los años noventa se ha centrado la inversión de grandes empresas, aunque en los últimos años ha tenido mayor acogida por el desarrollo de la Zona Franca, los centros y parques empresariales que se están construyendo y los beneficios tributarios que está ofreciendo.

"Tocancipá tiene unas propuestas claras para el sector empresarial, desde la alcaldía municipal organizaron el POT y definieron uso de tierras para la industria, además, se generó una serie de programas que facilitaron la llegada de empresas al municipio, una de ellas trabajos en conjunto con el Sena y las autoridades ambientales". Expresó, Juan camilo Montes Pineda, gerente ANDI Bogotá, Cundinamarca y Boyacá.

Actualmente, grandes empresas tienen como sede en Tocancipá y esta migración empezó a comienzo de los noventa con la Bavaria, después apareció en el mapa Kimberly. Luego llegaron Crown, cosméticos Ebel, Ecopetrol, Cartón de Colombia, Eterna y Quala y Femsa, el embotellador independiente de productos Coca-Cola en el mundo. (La tendencia de los empresarios colombianos)

El desplazamiento de estas grandes empresas ha activado la oferta de proyectos de construcción enfocado en el sector empresarial para aprovechar los beneficios que genera la cercanía de Bogotá. Estos proyectos están específicamente pensados en construir espacios cómodos para optimizar los procesos de las grandes empresas y centralizarlos en un solo lugar. Un ejemplo es el Centro empresarial Tocancipá de la constructora Oikos.

Este complejo está compuesto por 19 bodegas industriales de bajo, mediano y alto impacto, con zona de carga y descarga y un espacio para oficinas. Más adelante, este centro empresarial tendrá el hotel Pop Art, un lugar exclusivo para los empresarios que quieren estar cerca de la zona industrial sin tener que desplazarse a Bogotá y con todas las comodidades que requieran. Contará con aproximadamente 150 habitaciones, clasificadas en tres tipos para diferentes perfiles de clientes restaurante bar, spa, gimnasio y un centro de convenciones con 5 salones cuyas capacidades oscilan entre 20 hasta 400 personas.

Nota extraida de: http://www.metrocuadrado.com 

COMPARTIR EN: