¿Para qué sirven las figuras de fiador y deudor en los contratos de arrendamiento?

sábado 24 de octubre del 2020 | Por: Equipo de redacción OIKOS
Qué es un deudor solidario

Los contratos de arrendamiento son negocios, y por lo tanto conllevan unos aspectos legales, como los son las figuras de deudor solidario y fiador. Estas dos figuras se utilizan frecuentemente como respaldo jurídico que dé soporte al arrendador. Es decir, es quién debe responder por el valor firmado en caso de que el arrendatario incumpla el contrato.

 

Las dos figuras son similares, sin embargo, tienen unas diferencias que explicaremos a continuación. Recuerde que todos los contratos requieren de un mínimo de requisitos y de conocimiento para que sean negocios efectivos que beneficien a las dos partes. Así, para que una persona sea fiadora o deudora solidaria, debe:

 

• Ser mayor de edad y menor de 65 años.

 

• Tener un buen historial crediticio y no estar reportado en centrales de riesgo.

 

• Demostrar que tiene ingresos periódicos (no necesariamente debe ser deudor solidario con finca raíz).

 

• Residir legal y permanentemente en el país

 

¿Para qué sirven los deudores solidarios o fiadores?

 

En términos legales, los fiadores y deudores solidarios son garantías que se hacen efectivas en caso de que el deudor principal (arrendatario) incumpla con el pago de sus obligaciones. Sin embargo, aunque parecen similares, no se pueden confundir y debe tenerlos claros a la hora de solicitarlos cuando va a firmar un contrato, dado que cada uno soporta la deuda de una forma distinta.

 

¿Cuáles son las diferencias entre deudor solidario y fiador?

 

En este sentido, la principal diferencia radica en el nivel de compromiso que se adquiere con la deuda. Por un lado, el fiador es un deudor secundario, es decir, que garantiza el pago de la deuda después que el propietario del inmueble haya agotado todos los recursos con el deudor principal para que cumpla con los pagos acordados.

 

De esta forma, antes de que se le pueda cobrar a un fiador, el arrendador debe notificar al arrendatario, realizarle todos los procesos de cobro (con bienes inmuebles y demás garantías) y asegurar que ya no puede asumir sus compromisos.

 

Por otro lado, un deudor solidario asume la misma responsabilidad de pago que el deudor principal, es decir, es tan dueño de la deuda como el arrendatario. Por lo tanto, en caso de incumplimiento del compromiso, el arrendador puede exigir a cualquiera de los dos el pago de canon. Además, en caso de que ninguno asuma el pago, las penalizaciones y sanciones correspondientes serán aplicadas a los dos por igual.

 

Otra diferencia se encuentra en la vigencia de la responsabilidad de cada figura, dado que el deudor solidario permanece unido al contrato mientras esté vigente y con las renovaciones del mismo, por el contrario, el fiador es garante solamente durante el tiempo del contrato inicial, a menos que al momento de renovar también renueve su fianza.

 

¿Se puede dejar de ser deudor solidario en un contrato?

 

Como ser deudor solidario implica compartir la deuda y tener la misma responsabilidad que el arrendatario, se deja de ser deudor solidario en el momento en el que no hay duda para garantizar.

Sin embargo, en el caso en el que el arrendador lo apruebe, se puede firmar un otrosí con el contrato donde se exprese el consentimiento del arrendador y un nuevo deudor solidario acepte la responsabilidad.

 

¿Qué precauciones tener respecto a estas figuras?

 

Debido a la alta demanda de fiadores y deudores solidarios, y a la gran cantidad de personas que buscan tomar en arriendo un inmueble y no cuentan con estas garantías, se ha fortalecido la práctica de contratar fiadores falsos: personas que falsifican documentos para aparentar perfiles solventes.

 

Por este motivo, como arrendador debe ser cuidadoso con los documentos que recibe y desconfiar de los poderes y deudores solidarios por fuera de la ciudad y siempre tómese el tiempo de validar la legitimidad de los documentos para evitar ser susceptible a suplantaciones. Además, no tome decisiones descuidadas por el afán, busque la ayuda de expertos como las inmobiliarias, los certificados de tradición y libertad y los avalúos online en Colombia.

 

Recuerde que conocer el valor estimado de su propiedad es importante para cerrar cualquier negocio, así sea de arriendo, y que además puede de manera fácil y rápida con la plataforma de avalúos en línea en Bogotá de OIKOS Inmobiliaria.

Qué es un fiador
COMPARTIR EN:
¡Solicite su avalúo en línea!
Contáctenos
ÚLTIMAS NOTICIAS
CONTÁCTENOS
*Campos obligatorios
Acepto y Autorizo la Política de Tratamiento de Datos.
COTICE SU AVALÚO ESPECIALIZADO AQUÍ
GRUPO EMPRESARIAL OIKOS S.A.S. informa que los datos personales aquí suministrados serán tratados de manera confidencial, con la finalidad de enviar al correo físico, electrónico, celular o dispositivo móvil, vida mensajes de texto o a través de cualquier otro medio análogo y/o digital de comunicación, información comercial, contenido publicitario o promocional de nuestros servicios y para la prestación de los servicios contratados y pagados por los titulares. La Política de Protección de Datos Personales de GRUPO EMPRESARIAL OIKOS S.A.S. la puede consultar aquí, en donde encontrará los canales y procedimientos dispuestos para la atención de consultas o el ejercicio de sus derechos de acceso, actualización, rectificación y supresión sobre sus datos personales de nuestras bases. También puede contactarnos a los correos avaluos@oikos.com.co avaluosenlinea@oikos.com.co.
*Campos Obligatorios
Acepto y Autorizo la Política de Tratamiento de Datos.